Buscar este blog

Cargando...

domingo, 13 de marzo de 2016

Travesía del refugio de Carançá a Vallter por la Coma de Bacivers subiendo al Pic de la Dona


















Me levanto muy pronto tras dormir la segunda noche en el refugio de Carançá. Toda la gente duerme cuando yo ya estoy en la planta baja, encendiendo el fuego para entrar en calor mientras me tomo el último desayuno en este acogedor lugar.

Para este último día tenía pensado, inicialmente, subir a los picos de Gallinás y Redoun antes de iniciar el regreso a Vallter. Pero tal y como está la cosa, esas ascensiones se van a quedar para otra ocasión. Decido ir directamente hacia Vallter, por el camino más corto, pues con tanta nieve y sin raquetas la cosa puede ser muy penosa.

Con las ideas claras, y sabiendo que la ruta no será larga aunque posiblemente cansina, desayuno al borde de la chimenea.




Salgo del refugio que todavía es de noche. Aprovecho las huellas del paseo que me di ayer para la primera parte de la ruta. Por detrás, el Pic de Gallinás me observa extrañado.




Kilómetro 1.3 de ruta. Todavía de noche, llego a esta cabaña. Se ve muy apañada ella, y entraré a curiosear, como siempre, ya que el saber como están estos refugios puede dar juego de cara a planear futuras travesías.




Me sorprende lo acogedora que resulta. Una chimenea en el centro de la estancia y todas las paredes llenas de cacharros y útiles que pueden servir en algún momento dado.




Estanterías bien repletas, globitos colgados.... y muchísima leña! Tanta que decido hacer un fuego y esperar a que amanezca, pues no tengo prisa.




En el piso de arriba hay varios colchones y alguna manta, así que se puede venir a dormir sin necesidad de ir muy cargado.




Tras pasarme un buen rato curioseando y entrando en calor junto al fuego, reemprendo la marcha ya con buena luz. Me apunto esta cabaña para futuras travesías, aunque el estar tan cerca del refugio de Carançá le quita protagonismo.




Igual que me sucedió anteayer, vuelvo al infierno de la nieve polvo en cantidades astronómicas.




La nieve no ha transformado nada por aquí en estos dos días, así que vuelvo a hundirme mucho a cada paso. Voy remontando la Coma de Bacivers.




Primeros rayos de sol sobre el Pic de Gallinás.




Voy subiendo junto al torrente. Hay huellas de esquís pero me sirven de poca ayuda, únicamente orientativo.




Pic Redoun y Pic de Gallinás por mi espalda. Entre ambos el Coll Mitjá.




En el fondo del valle que estoy remontando aun falta rato para que entre el sol. Eso sí... nieve, para regalar!




Remontando la Coma de Bacivers con Redoun y Gallinás por detrás.




Vemos el sendero, que es el GR-10, como zigzaguea para ganar el Coll Mitjá. A la derecha del collado el Pic de Gallinás.




Por mi parte, poco a poco le voy ganando altura al valle.




Por mi derecha empiezan a verse las estribaciones del Pic de Bacivers.




La subida de este valle no ofrece complicaciones. Es en pendiente suave siempre. Lo que hoy la complica es la gran cantidad de nieve acumulada.




Kilómetro 3.6 de ruta. Salgo de la parte más estrecha del valle y el terreno se abre. Al mismo tiempo, empieza a desaparecer la nieve. Las cosas se ponen más fáciles!




Avanzo ahora bien buscando las zonas sin nieve. Al fondo, en la cabecera del circo, está el Coll de la Geganta. Decido irme por el vallecito que se intuye justo en la izquierda de la foto, para ir a buscar el Pic de la Dona. Es algo más largo y con más desnivel, pero ya que las cosas se están poniendo favorables pues salvaremos el día!




Pic de Bacivers y Cap de Chauches hacia el Oeste. 




Mourens, esta gran zona llana rodeada de montañas.




De nuevo el Pic de Bacivers y el Cap de Chauches cerrando por el Oeste la zona de Mourens.




Voy a subir por esta corta canal que me dejará a punto para atacar la cima del Pic de la Dona.




Ganando altura sobre Mourens. En primer plano el Bacivers. A su izquierda empieza a verse el Bastiments. A su derecha el Cap de Chauches, Pic Redoun y Pic de Gallinás.




Estoy de suerte y en esta canal hay zonas con nieve dura. Que alegría caminar sobre nieve sin hundirme, después de tres días!




Remontando esta corta canal dejando por detrás el Pic de Bacivers.




El Pic de Bacivers es el dominador de todas las fotos en este entorno.




Se abre la canal al tiempo que empezará a desaparecer la nieve.




El tramo ascendido desde los llanos de Mourens. Vemos el Bastiments, el Bacivers y el Cap de Chauches.




Salgo de la zona nevada a ladera limpia, observando abajo la preciosa Coma de Bacivers que he remontado, viniendo de la parte derecha de la foto.




Ladera venteada, ya puedo buscar las zonas limpias para subir por hierba.




Bastiments y Bacivers.




Llanos de Mourens, cabecera de la Coma de Bacivers.




Para ir al Pic de la Dona ya no pisaré más nieve. Bastiments y Bacivers serán ahora los protagonistas de las fotos.




El viento se llevó toda la nieve de la zona alta de la montaña. Bonita panorámica, donde vemos el Bastiments, Bacivers, Cap de Chauches, Redoun y Gallinás.




Bastiments y Bacivers formando el pequeño Circ de Bacivers.




El gigante Bastiments empequeñece al corredor solitario.




La subida hacia el Pic de la dona está limpia.




Pic de la Dona con el Canigó de fondo. El viento fuerte empieza a fastidiar.




Zoom hacia el macizo del Canigó.




Pic de la Dona (2.702 m). Kilómetro 5.5 de la ruta. El viento dificulta mantenerse de pie.




Montañeros resguardándose del viento atroz en la cima del Pic de la Dona, con el Bastiments y Bacivers de fondo.




Hito en el centro de la gran explanada que forma la cima del Pic de la Dona, con el Canigó detrás.




Desde esta cima ya se aprecia la zona de pistas de Vallter 2000. También los dos Gra de Fajol, el Coll de la Marrana y el Bastiments junto al Bacivers.




Los Gra de Fajol y el Coll de la Marrana en el extremo derecho de la foto.




Bastiments y Bacivers. Por delante de ellos, en este cordal que tenemos en primer plano, destaca la puntita del Puig d'Ombriaga.




Bastiments.




Gra de Fajol.




Por el cordal de la derecha bajaremos del Pic de la Dona en busca de la Portella de Mentet. Si no fuera por el vendaval, sería una mañana estupenda.




Osados montañeros subiendo al Pic de la Dona. Poca gente sube esta mañana, con tanto viento es mejor quedarse en más bajas alturas.




Los dos Gra de Fajol y pistas de esquí.




Cordal de bajada hacia la Portella de Mentet.




Dominio esquiable de Vallter 2000. Los dos Gra de Fajol y el Bastiments.




La parte alta del lomo del Pic de la Dona bien limpia de nieve.




La poca gente que sube al Pic de la Dona en plena faena, aguantando ahí duro.




Por mi izquierda según bajo, en el lado francés, la Coma de la Portella. Canigó al fondo.




El viento ha trabajado esta nieve a base de bién!




Vistas hacia el Circ d'Ulldeter, donde están las pistas de esquí.




Antes de llegar a la Portella de Mentet aparece la nieve, que me acompañará hasta el aparcamiento de la estación. Por suerte aquí ya está muy pisada y se baja sin dificultad.




A punto de llegar a la Portella de Mentet, punto final de ascensión de la mayoría de gente que se ha atrevido hoy desde la estación de esquí.




Buena nieve en esta zona, con los Gra de Fajol de fondo.




Los Gra de Fajol y el Coll de la Marrana.




Kilómetro 7 de la ruta. El descenso desde la Portella de Mentet hasta el aparcamiento es rápido y divertido. Además aquí ya hay bastante peña, que se extrañan de verme con el pedazo mochilón a cuestas.




La nieve hace fácil el descenso hacia la base de la estación.




A resguardo del viento, se está muy a gustito en esta soleada mañana. El Gra de Fajol es el blanco de todas las miradas.




Descenso de la Portella de Mentet.




En la parte baja, la más estrecha, la nieve nos lo pone fácil. Pese a todo, ojito con posibles grietas que nos hagan meter la pata, jeje.




Un grupito, supongo que con monitor, haciendo prácticas con cuerdas en una ladera bastante inclinada.




Sin más complicaciones, llego al aparcamiento de la estación de Vallter 2000.




Este soleado domingo parece que ha atraido a los esquiadores, jeje. Buen mes de marzo están teniendo, está todo a reventar!




Y así he terminado esta "travesía", que ha sido hecha un poco sobre la marcha debido a las grandes dificultades encontradas, pero, como se dice, bien está lo que bien acaba.

Ahora ya toca pensar en la próxima, y las raquetas siempre bien a mano, que si no mira lo que pasa, jejeje.

Saludos!!!

Seguidores

Archivo del blog

Contador de visitas